Muertos de hambre.

Me gustaría tratar un tema bastante presente, aunque a veces no lo parezca, entre los estudiantes. Hablo por supuesto de esta distinción que pretende ser tan elitista entre los estudiantes de artes, de ciencias, de letras o de humanidades. Da igual de cual hablemos, siempre predomina un cierto estatus inconsciente o consciente sobre los alumnos. Oh, la ciencia, esa rama tan importante e imprescindible de la humanidad, está por encima de todo, y más hoy en día. Las letras, bueno, nadie le va a quitar el mérito y la utilidad de tratar las lenguas y demás, sobre todo con la salida profesional que tiene. Pero vamos al centro candente, a las artes. Sí, esa rama un tanto extraña que se ha integrado de una forma digamos "suave" en la educación. Esa rama que, indiscutiblemente, está desplazada de lo que podría entenderse como "enseñaza prioritaria". Nadie va a quitarle importancia a las matemáticas, al estudio de la historia, de las lenguas,... Pero, ¿acaso alguién cree que entenderíamos el mundo de tal forma como lo entendemos, o como llegaremos a entenderlo, sin el arte? Puede que muchos piensen que escoger, por ejemplo, el bachillerato de artes consiste en dibujar garabatos sobre un folio. Pero que vamos a hacerle, ¿no? Si vivimos en una actualidad cientifíca. Que importancia pueden tener, sin ir más lejos, Los Simpsons. Bueno, aquí os dejo un vídeo que lo expone bastante bien.

                                                                                                                                                                 
Últimamente existen muchos comentarios de tipo "estudiar arte es inútil" o que "ser artista no vale para nada". Cuidado, no pretendo caer en el victimismo, simplemente es una realidad social que de un modo u otro, influenciada o no, lleva a muchos a recrearse en este tipo de comentarios. No voy a opinar acerca de los que dicen que ser artista no vale de nada, de que es innecesario, etc. Porque seguramente este vídeo ha sido víctima de este tipo de comentarios. Pero entonces no lo han entendido. Porque todo lo que nos rodea compone arte, y también ciencia, y juntos han construído la historia, y se complementan para hacerlo. Si lo separamos es por la mera especificación estudiantil que hoy existe, ya que no se puede saber de todo en el mundo actual. Pero no nos equivoquemos, ni el arte es tan prescindible ni la ciencia tan importante. Ambas ocupan un alto puesto en nuestras vidas, son las encargadas de darnos emociones, medicamentos, ilusiones, razonamientos, la cura de enfermedades, la construcción de edificios, de la magia del cine, los libros, el estudio del espacio, y mucho más... son las encargadas de darnos vida. ¿Porque qué ser humano no tiene curiosidad? ¿Qué ser humano no tiene interés? Siempre queremos comprenderlo todo, ir más allá. Somos curiosos. Sin el arte no tendríamos ese impulso, y sin la ciencia, el medio.

No se engañen, el arte no solo es dibujar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada